• Keilah RadioEn Vivo
    {{svg_share_icon}}
  • Now Playing
  • Numero en Cabina

    512-910-8000

Tarta helada de chocolate y mantecado

Ingredientes

  • 1 Kg. de helado de mantecado de “La Central Heladera”
  • 150 g. de galletas tipo María
  • 70 g. de mantequilla + 1 dado de mantequilla (para untar el molde)
  • 100 g. de chocolate de cobertura
  • 100 ml. de nata líquida 35% MG
  • Molde desmoldable de unos 20/21 cm. de diámetro
  • Para decoración: fresas y arándanos

Hubo un día que me aventuré a hacer helados caseros y visto el éxito, tengo ya una buena cantidad de recetas de helados publicados y a vuestra disposición. Pero ahora, me he decidido a darle una vuelta de tuerca y le toca el turno a elaborar un postre con el helado. Esta tarta es una receta sencilla y sobre todo resultona, como una especie de tarta helada casera, que lo tiene todo para triunfar en casa.

Para simplificar el proceso, voy a utilizar helado ya hecho, pero no uno cualquiera, sino uno de la mejor calidad, bien artesano y bien delicioso. El elegido ha sido un helado de mantecado de “La Central Heladera”, una empresa de mi tierra Ourense que mima al extremo la utilización de productos Km 0, ecológicos y con un método artesano de elaboración. Esto luego significa una gran calidad y un sabor delicioso. Estos helados están también amparados por Galicia Calidade, lo que ya de por sí es un una gran garantía de calidad.

Esta tarta podría llevar el sabor de helado que más os guste, aunque me he decantado por el mantecado porque es mi preferido. Un sabor sencillo pero intenso, y con gran carga emocional, ya me recuerda a los helados de mantecados que me zampaba en Ourense durante mi niñez. Comentaros que el sabor “mantecado” se obtiene gracias a las yemas de huevo, que se añaden a la base crema que se utiliza para cualquier helado. A mayores, según cada maestro/a, puede ser aromatizado con un toque de limón, vainilla, canela, etc.   

Como os comentaba, esta tarta de lo más sencillo. Lleva una base de galleta típica de muchas tartasluego un relleno de helado y finalmente una cobertura de chocolate, que combina a la perfección con el helado. Para decorar en la mesa y darle un toque de color, he usado unas fresas y unos arándanos. Los frutos rojos siempre encajan genial en cualquier postre, y más aún con el chocolate.

Lo que sí es necesario es planificarse bien antes de poneros con esta tarta, ya que necesitaremos varios reposos, para darle la textura y consistencia adecuadas. En total nos llevará unas 4 horas y media el proceso completo, pero bueno, no necesita más que estar en frío y no nos dará ninguna complicación. Espero que os animéis a prepararla en casa y ya veréis que ¡¡está de rechupete!!

 Preparación de la base de la tarta

  1. Comenzamos por la base de la tarta. Troceamos las galletas. Las pasamos a una picadora o robot de cocina y trituramos bien. Si no tenéis a mano, podéis meterlas en un trapo y machacarlas con un martillo de cocina o similar.  
  2. Ponemos la galleta triturada en un bol. Derretimos la mantequilla en el microondas (o en un cazo) y la añadimos. Mezclamos bien.
  3. Untamos el molde con un dado de mantequilla. Para luego desmoldar más fácilmente la tarta. Echamos la mezcla de galleta y hacemos una base de galleta, ayudándonos de las manos para que quede bien compacta y repartida. Metemos el molde unos 30 minutos en la nevera.

 Preparación de la tarta de helado de mantecado y chocolate

  1. Pasamos el helado de mantecado a un bol grande. Batimos con unas varillas eléctricas, para darle una textura cremosa, untuosa y que resulte una crema homogénea y suave.
  2. Vertemos en el molde, sobre la base de galleta. Con una espátula, repartimos uniformemente. Metemos ahora el molde en el congelador, sobre 3 horas, para conseguir que el helado vuelva a compactarse y endurecerse.
  3. En un cazo, vertemos la nata y ponemos a calentar a fuego medio. Añadimos el chocolate troceado y vamos removiendo para que se vaya derritiendo. Una vez conseguido, retiramos del fuego y dejamos atemperar.
  4. Con la cobertura ya templada (tirando a fría), retiramos un momento la tarta del congelador, añadimos el chocolate y repartimos por toda la superficie. Volvemos a meter al congelador, al menos unos 30 minutos, para que se endurezca la capa de chocolate.
  5. Antes de servir en la mesa, retiramos la tarta 5 minutos antes y la dejamos en la nevera, para que coja una textura más cremosa. Decoramos con los frutos rojos y listo, una deliciosa tarta para disfrutaren la mesa. Desde los más peques de la casa a los abueletes.

Fuente: https://www.recetasderechupete.com

Link: https://www.recetasderechupete.com/tarta-helada-de-chocolate-y-mantecado/48991/