Now Playing
Canciones Recientes
Anuncios
  •    Descarga la aplicación de Keilah Radio 106.5FM y escúchanos de cualquier punto del mundo los 24/7 horas del día.
  • Reapertura social y COVID-19: qué cosas pueden contagiarme

    Las comunidades en la mayoría de los países están comenzando poco a poco a salir de casa y mirar nuevamente hacia la calle. Algunos negocios “no esenciales” están abriendo y se vuelve a sentir algo de la vieja normalidad.

    Sin embargo, con esta apertura surgen algunas ansiosas preguntas. Porque en esta nueva normalidad también hay un nuevo coronavirus, que ha impactado la vida de todos para siempre.Las siguientes son respuestas a las preguntas más comunes sobre qué puede contagiar y qué no, cuáles acciones son peligrosas, dónde el virus se mantiene vivo (por fuera del cuerpo humano) y qué lugares pueden ser de bajo o alto riesgo.

    ¿El coronavirus queda adherido a la ropa?

    Si la persona permanece en su casa, y cuando sale es solo para hacer las compras, hacer ejercicio o alguna otra actividad que no implica ir a hospitales u hogares de adultos mayores, el consenso científico es que no hay riesgo de que el virus se pegue a la ropa, y que no hay necesidad de cambiarse al llegar a casa.

    Lo mismo ocurre con los zapatos. Aunque acarrean un montón de basura en la suela, y sí, tal vez partículas virales, es peor intentar limpiarlos y dispersar esa basura que dejarlos a un lado en el suelo del closet.

    “No he visto nada publicado que sugiera que las personas tengan que quitarse la ropa, lavarla y ducharse de inmediato tras ir al supermercado”, apuntó Elizabeth Scott, decana asociada del Colegio de Ciencias Naturales, Conductuales y de la Salud de la Universidad Simmons, en Boston.

    Lo opuesto ocurre si se trata de una persona que trabaja en un establecimiento de salud o de cuidado de adultos mayores. Los trabajadores de salud y cuidadores deben sacarse la ropa y bañarse inmediatamente llegan al hogar.

    ¿Es seguro usar un baño público?

    Los baños son espacios comunes de alta circulación. Son caldo de cultivo de gérmenes, aún antes de la pandemia. Ahora, de ser posible, es mejor evitarlos.

    Hay que tratar de usarlo en casa antes de salir, aunque sea en forma preventiva. Los baños tienen muchas superficies de uso común, y dependiendo del lugar, es muy difícil higienizarlos al ritmo del uso.

    ¿Cuáles son los lugares de menor y mayor riesgo?

    Erin Bromage, profesor asociado de biología en la Universidad Darmouth, quien tiene un blog con información específica sobre las formas en las que se disemina el virus, explicó en una entrevista con CNN que los lugares grandes o al aire libre son de menor riesgo que los lugares cerrados.

    ¿Por qué? Por la concentración de virus en el aire y la duración de la exposición.

    En los espacios grandes y abiertos, la concentración del virus se diluye en un mayor volumen de aire. Cuanto más baja es la carga viral en el aire, menor es el riesgo de contagio.

    Las personas pueden ir a lugares abiertos con amplio espacio para mantener la distancia social (estar a 6 pies o 2 metros de una persona). Porque esta regla de la cantidad del virus y el aire no aplica si las personas están muy cerca una de otra.

    Por el contrario, la concentración de virus en el aire es mayor en lugares cerrados, o en eventos en espacios cerrados que congregan a muchas personas. Ejemplos: un recital, un pub un sábado a la noche, formar parte de un coro (desafortunadamente una de las actividades más vedadas), o un evento deportivo como un partido de baloncesto.

    Esto es porque la ciencia ha comprobado que una persona que porta el nuevo coronavirus “dispara” virus no solo al toser o al estornudar, sino también al hablar.

    Por eso la importancia crucial de usar máscara facial.

    Los gimnasios son un tema aparte. Las reglas de higiene deben aplicarse a rajatabla. Hay sudor, hay muchas superficies comunes. Hay que tener mucho cuidado.

    ¿Hay que quejarse si una persona no usa máscara?

    Si te incomoda que alguien no tenga máscara en la fila del mercado, por ejemplo, puedes decirle algo, pero la verdad es que la persona puede no usarla. Usar máscara es una recomendación que por suerte la gran mayoría está siguiendo, pero no es algo mandatorio, no usarla no está penalizado.

    Sin embargo, si el empleado de alguna tienda no tiene máscara, o entras a un comercio y ves que no se respetan las medidas de seguridad, puedes hacer una denuncia formal llamando a la línea de tu policía local que no sea la de emergencia (911). Puede ser 411, o un número diferente, dependiendo del condado.

    ¿Las lavanderías son seguras?

    ¿Qué sucede con aquellos que no tienen lavadora o secadora en casa? ¿Y tienen que ir al sótano del edificio o a una cercana? Scott sugirió que sí son seguras, siempre y cuando se siga al pie de la letra la regla del distanciamiento social. Con ese objetivo, aconsejó minimizar el tiempo que se pasa en la lavandería al organizar la ropa sucia por adelantado y doblar la ropa limpia en casa.

    También aconsejó llevar jabón y toalla de manos propios, para limpiar la parte externa de cualquier lavadora o secadora pública que pudiera utilizarse. “Añadiría que, si tienes que usar carritos o cestas, limpies todas las superficies de contacto con paños desinfectantes o desinfectante de manos“.

    ¿Los billetes pueden estar contaminados con coronavirus?

    Es posible, pero expertos aclaran que el riesgo de infectarse por coronavirus por esta vía es muy bajo. En una entrevista con The Guardian, la doctora Christine Tait-Burkard, epidemióloga del Instituto Roslin de la Universidad de Edimburgo dijo que “a menos que alguien esté usando un billete de banco al momento de estornudar, no habría que preocuparse demasiado”.

    Los billetes son de alta circulación, pasan por miles de manos. Un trabajo publicado en 2017 en Scientific American destacó algo producto del sentido común: cuánto más tiempo está el billete en circulación, más contaminado puede estar.

    ¿Ya puedo invitar a amigos a cenar?

    El sentido común debe pesar a la hora de decidir recuperar a pleno tu vida social pasada.

    Algunos estados que están reabriendo recomiendan que estos encuentros no superen las 10 personas. Otros, sugieren esperar un poco para celebraciones grupales.

    Se han reportado decenas de eventos, desde bodas hasta funerales, en los que una persona infectada contagió a varios de los comensales.

    Hay que recordar a cada momento que todavía no hay un tratamiento o una vacuna preventiva contra COVID-19. La ciencia está trabajando duro, y habrá resultados seguramente en un futuro cercano, mientras tanto, la protección no es una exageración.

    El doctor Ryan Westergaard, oficial médico del Departamento de Servicios de Salud de Wisconsin, dijo que es mejor mantener pequeño el círculo de contactos.

    “Hasta que sintamos que tenemos contenido al virus y confiemos en que la mayoría de los casos nuevos están relacionados con brotes conocidos, limitar el contacto cercano entre personas de diferentes hogares es una estrategia importante para prevenir las cadenas de transmisión”, agregó.

    Por eso, considera toda la información y decide en base a acciones con las que te sientas confortable. No sucumbas a presiones de amigos que te dicen “no va a pasar nada”. Sigue las normas de protección, y no bajes los brazos… a menos que sea para lavarte las manos.

    Fuentes: CDC, OMS, NIH.

     

    Fuente: www.msn.com

    Link: https://www.msn.com/es-us/salud/noticias-medicas/reapertura-social-y-covid-19-qu%c3%a9-cosas-pueden-contagiarme/ar-BB14myug?li=BBqdmGW