• Keilah RadioEn Vivo
    {{svg_share_icon}}
  • Now Playing
  • Numero en Cabina

    512-910-8000

¿Quién es Antony Blinken? Un defensor de alianzas globales y posible Secretario de Estado de Joe Biden

© clarin.com Antony Blinken. Foto: AP

Pero la principal de sus nuevas prioridades será restablecer a los Estados Unidos como un aliado de confianza, que esté listo para volver a unirse a los acuerdos e instituciones mundiales – incluido el acuerdo climático de París, el acuerdo nuclear de Irán y la Organización Mundial de la Salud - que fueron descartados por Trump.

"En pocas palabras, los grandes problemas que enfrentamos como país y como planeta, ya sea el cambio climático, una pandemia o la carrera armamentista, por mencionar lo obvio, ninguno de ellos tiene soluciones unilaterales", dijo Blinken en un foro en el Instituto Hudson en julio. "Incluso un país tan poderoso como los Estados Unidos no puede manejarlos solo."

Trabajar con otros países, dijo Blinken en el foro, podría tener el beneficio adicional de enfrentar otro desafío diplomático de primer orden: competir con China eligiendo esfuerzos multilaterales para avanzar en el comercio, las inversiones en tecnología y derechos humanos - en lugar de forzar a las naciones individuales a elegir entre las economías de las dos superpotencias.

Es probable que esto signifique que el tiempo diplomático se dedique a forjar vínculos más fuertes con India y en toda la región indopacífica, donde 14 naciones firmaron recientemente uno de los mayores acuerdos de libre comercio del mundo con China. También podría suponer un esfuerzo para profundizar el compromiso en toda África, donde China ha hecho incursiones con inversiones en tecnología e infraestructura, y reconocer a Europa como socio de "primer recurso, no de último recurso, cuando se trata de hacer frente a los desafíos que enfrentamos", dijo Blinken en el foro.

En declaraciones públicas y entrevistas en las últimas semanas, no hubo ningún secreto respecto de otros aspectos de la agenda de Biden - y la suya propia - para las primeras semanas de la nueva presidencia.

Tendrá unos 15 días después de la asunción al cargo para extender por cinco años el último gran acuerdo de control de armas con Rusia, un paso que Trump inicialmente se negó a dar porque insistió en que China fuera incluida en el tratado también. "Ciertamente queremos involucrar a China en temas de control de armas", dijo Blinken recientemente, "pero podemos buscar la estabilidad estratégica extendiendo el acuerdo de limitación de armas Nuevo START y buscar construir sobre él" más tarde.

Blinken se ha vuelto más agresivo con Rusia a medida que el alcance de su interferencia en las elecciones de 2016 y en toda Europa se hizo más claro. En una entrevista reciente, sugirió usar la incomodidad de Rusia con su dependencia de China, especialmente en tecnología, para su influencia.

"Hay un lado negativo" en el trato con Moscú, dijo Blinken. El presidente Vladimir Putin, señaló, está "buscando aliviar la creciente dependencia de Rusia de China", lo que lo ha dejado en "una posición no muy cómoda".

Al tomar el principal puesto de seguridad nacional de la Casa Blanca, Sullivan será la persona más joven en ocuparlo desde la administración de Eisenhower. Sullivan se hizo un nombre en la administración Obama, encontrando admiradores incluso entre los republicanos conservadores en el Congreso, mientras desempeñaba un papel clave en las negociaciones que llevaron al acuerdo nuclear con Irán en 2015.

Nacido en Minnesota y graduado en la Escuela de Leyes de Yale, Sullivan ayudó en los últimos meses a encabezar un proyecto en el Carnegie Endowment for International Peace, dándole una nueva concepción a la política exterior de Estados Unidos en torno a las necesidades de la clase media estadounidense.

En los últimos años, Sullivan fue docente en la Escuela de Leyes de Yale y en Dartmouth, y se trasladó a Nueva Hampshire con su esposa, Margaret Goodlander. Goodlander fue ayudante del senador John McCain y luego asistente legal del juez Merrick B. Garland y del juez Stephen G. Breyer.

Inmigración

Blinken, descripto por algunos como un centrista con una vena de intervencionismo, también trató de disminuir las crisis de refugiados y la migración. El último día de la administración Obama, el Departamento de Estado fijó un tope de 110.000 refugiados a los que se les permitiría reasentarse en los Estados Unidos en el año fiscal 2017. Ese número se ha reducido desde entonces a 15.000 en el año fiscal 2021.

Ha dicho que tratará de ayudar más a Guatemala, Honduras y El Salvador -los países del Triángulo Norte de América Central- para persuadir a los migrantes de que estarán más seguros y mejor si se quedan en casa.

Es probable que todo esto deje menos tiempo y recursos para Medio Oriente, ha dicho Blinken, aunque esa fue el área de política que lo consumió en los años posteriores a los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 y la invasión de Irak en 2003.

Ayudó a elaborar la propuesta de Biden en el Senado de crear tres regiones autónomas en Irak, divididas por la identidad étnica o sectaria, que fue ampliamente rechazada, incluso por el primer ministro del país en ese momento. Durante el gobierno de Obama, Blinken fue un protagonista clave en los esfuerzos diplomáticos para aprovechar más de 60 países para contrarrestar el grupo de estados islámicos en Irak y Siria.

En contraste con algunos de sus colegas más irritantes de la administración Obama, Blinken conversó con periodistas en Bagdad en 2012 para obtener ideas más allá de lo que los soldados, diplomáticos y oficiales de inteligencia encerrados dentro del recinto de la embajada podían comentar.

Antes de trabajar en la Oficina de Política Europea del Departamento de Estado en 1993, Blinken aspiraba a ser periodista o productor de cine. Perfeccionó sus conocimientos sobre los medios de comunicación convirtiéndose en redactor de discursos sobre política exterior para el Presidente Bill Clinton y más tarde supervisó la política europea y canadiense en el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

Toca en una banda

Blinken también tiene un lado más superficial que puede no ser inmediatamente evidente cuando se le ve testificando o reuniéndose con diplomáticos extranjeros. Toca en una banda. Tiene un grupo de amigos cercanos de sus días de estudiante en Harvard y su ascenso en el firmamento de la política exterior de Washington.

Y es padre reciente: él y su esposa tienen dos niños muy pequeños en casa, y será el primer secretario de estado de los tiempos modernos en criar niños pequeños mientras se desempeña en el cargo.

Blinken creció en Nueva York y en París, graduándose en la Universidad de Harvard y en la Escuela de Leyes de Columbia. Hijo de un embajador en Hungría durante la administración Clinton, hijastro de un sobreviviente del Holocausto, Blinken habló a menudo del ejemplo moral que los Estados Unidos dan al resto del mundo.

"En tiempos de crisis o calamidad, es a los Estados Unidos a quienes el mundo recurre primero y siempre", dijo Blinken en un discurso en el Center for a New American Security en 2015.

"No somos el líder de primera elección porque siempre tenemos la razón o porque somos universalmente queridos o porque podemos dictar los resultados", dijo. "Es porque nos esforzamos al máximo de nuestra capacidad para alinear nuestras acciones con nuestros principios, y porque el liderazgo estadounidense tiene una capacidad única para movilizar a otros y marcar la diferencia".

Por Lara Jakes, Michael Crowley y David E. Sanger, The New York Times

 

Fuente: www.msn.com

Link: https://www.msn.com/es-us/noticias/estados-unidos/%c2%bfqui%c3%a9n-es-antony-blinken-un-defensor-de-alianzas-globales-y-posible-secretario-de-estado-de-joe-biden/ar-BB1bhAKM?li=BBqdmGW