• Keilah RadioEn Vivo
    {{svg_share_icon}}
  • Now Playing
  • Numero en Cabina

    512-910-8000

“No tenemos miedo de protestar porque estamos juntos”: cómo viven los ucranianos en las ciudades controladas por los rusos
  • Portal
  • E
  • Posts
  • E
  • Internacional
  • E
  • “No tenemos miedo de protestar porque estamos juntos”: cómo viven los ucranianos en las ciudades controladas por los rusos

El lunes, en la ciudad de Melitópol, en el sur de Ucrania, el alcalde Ivan Federov se sentó en su escritorio para enviar su actualización diaria de Facebook.

Les dijo a sus seguidores que las fuerzas rusas que ocupaban la ciudad habían tomado el control de la red de comunicaciones, por lo que debían tener cuidado con lo que escuchaban en la televisión y la radio.

Cuántas personas verían su mensaje, no lo sabía.

La conexión a internet había desaparecido por completo, con lo cual resultaba casi imposible comunicarse con las personas que estaban dentro la ciudad a través de una llamada de WhatsApp o Telegram, o mantenerse conectado durante más de unos pocos minutos.

Los teléfonos de línea ya no eran una opción, le dijo Federov a la BBC, cuando finalmente se conectó la aplicación Telegram. "No podemos usarlos", dijo. "Es demasiado fácil que los rusos nos escuchen".

Cuando las fuerzas invasoras tomaron el control de Melitópol hace una semana, saquearon las oficinas del alcalde, relató Federov, y exiliaron a su equipo a otro lugar desde donde intentan seguir dirigiendo su ciudad.

"No estamos de ninguna manera cooperando con los rusos", dijo enfáticamente Federov. "No han tratado de ayudarnos, no pueden ayudarnos y no queremos su ayuda".

Protestas diarias

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha afirmado que está liberando tierras y a los rusohablantes de un régimen nazi. Pero en Melitópol y una serie de otras ciudades del sur y del este de habla principalmente rusa, sus fuerzas se han visto tratadas como ocupantes.

"En Melitópol hay protestas todos los días", explicó Yuliya Kovaliova, de 33 años, quien antes de la invasión ayudaba a administrar su negocio familiar de tiendas de electrónica.

"En algún momento, el ejército ruso comenzó a dispararnos y un hombre recibió un disparo, pero no hemos dejado de protestar", dijo Kovaliova.

"No tenemos miedo de protestar porque estamos juntos. Tenemos miedo de caminar solos por la noche, pero no tenemos miedo de protestar".

Esperando que los echen

Unas 5.000 personas se reunieron en la plaza central de Melitópol el martes, calculó Federov, a pesar del tiroteo de la semana anterior que hirió a un hombre en la pierna.

Han aparecido varios videos que muestran protestas en ciudades y pueblos ocupados y parcialmente ocupados en toda la región: Jersón, Berdiansk, Starobilsk, Novopskov.

La BBC contactó a los residentes y alcaldes locales para tratar de entender que está pasado allí.

"No sé cómo contar el número de personas que protestaron, pensé que eran al menos 2.000", dijo Yunona, una trabajadora informática de 29 años de la ciudad sureña de Jersón.

"Uno de nuestros amigos fue golpeado y secuestrado por los soldados rusos y la gente se enojó tanto que persiguieron a los ocupantes calle abajo y lo trajeron de vuelta".

Los soldados rusos en Jersón parecían jóvenes e inseguros, dijo Olha, una profesora de inglés de 63 años. "Vamos a las protestas todos los días y están cerca de nosotros pero se ven asustados", contó. "Todos estamos esperando que el ejército ucraniano los eche".

Los informes de violencia grave contra los manifestantes ucranianos han sido limitados, en su mayor parte las fuerzas rusas parecen estar observando con tensión.

Pero algunos alcaldes locales se enfrentaban a un dilema: cuánto animar a sus ciudadanos a salir a la calle.

"Nuestra gente necesita protestar, pero también necesita salvar su vida", dijo Federov, el alcalde de Melitópol. "Les he pedido: por favor, no se acerquen a los soldados rusos, rodéenlos".

"Nueva administración"

Vadym Gaev, alcalde de Novopskov, un pueblo cerca de Donbás, le dijo a la BBC que hubo protestas diarias, pero que se detuvieron hace tres días cuando los soldados rusos dispararon contra tres manifestantes, sin causarles la muerte, y golpearon a otro.

Gaev señaló que las tropas rusas le dijeron a un intermediario que tenían autorización para disparar a los manifestantes, por lo que no debería haber más protestas.

Novopskov parece ser un ejemplo de un escenario extraño e incómodo que se está desarrollando en algunas partes de Ucrania, donde los funcionarios ucranianos locales continúan funcionando de alguna forma, pero las fuerzas militares rusas tienen el control.

En la cercana ciudad ocupada de Starobilsk, la alcaldesa Yana Litvinova también dice estar trabajando de forma remota.

"Se ha designado una nueva 'administración'. Lo único que sabemos es que está recorriendo edificios gubernamentales y pidiendo a la gente que coopere, y ellos se niegan".

Sin alimentos y ayuda

Gaev y su equipo abandonaron la ciudad cuando Rusia se apoderó de Novopskov para mantener su administración en funcionamiento, una medida que, según dijo, había dividido a los residentes, algunos de los cuales lo acusaron de traición, mientras que otros dijeron que estaban agradecidos de que todavía pudieran trabajar.

Dos residentes de Jersón le dijeron a la BBC que pensaban que el alcalde había traicionado a la ciudad al cooperar con las fuerzas rusas, una acusación que circula en los grupos de chat de Telegram. Otros dos dijeron que simplemente estaba haciendo lo que podía para asegurarse de que la ciudad siguiera funcionando.

"¿Si hubiera traicionado a la ciudad, todavía estaría aquí? Estoy en la oficina todos los días, trabajando con mi equipo para que todo funcione", le explicó el alcalde, Igor Kolykhayev, a la BBC.

La prioridad es reiniciar la producción de alimentos y hacer que la gente vuelva a a trabajar, dijo Kolykhayev.

"Nos estamos quedando sin alimentos y no llega ayuda, simplemente no está sucediendo", dijo. "Así que les decimos a todos en la ciudad: hagan cualquier comida que puedan hacer, fabriquen cualquier cosa que puedan fabricar".

La mayoría de los residentes que conversaron con la BBC desde las ciudades ocupadas dijeron que la comida se estaba acabando rápidamente.

"Las tiendas están casi vacías. Puedes comprar las cosas que quedan, pero quedan muy pocas", comentó Yuliya Kovaliova, propietaria de la tienda de electrónica de Melitópol. "Las farmacias están vacías y mi madre no puede comprar su remedio para el corazón".

Para las cámaras de TV

Kovaliova dijo que dos camiones rusos con carteles de ayuda humanitaria entraron al centro de la ciudad la semana pasada e intentaron repartir alimentos, pero también habían traido un equipo de filmación. Casi todos se negaron a recibir la ayuda, dijo.

"Más tarde lo vimos en la televisión. Rusia se ha apoderado de las torres de televisión aquí, por lo que ahora solo se ve un canal ruso, que mostraba a la gente aceptando la comida y diciendo lo agradecidos que estaban con el convoy humanitario ruso".

Maxim, un profesor de piano de 22 años de la ciudad, también describió el supuesto convoy humanitario. "Estaban filmando y la gente decía que habían llegado actores para recibir la comida", dijo.

Yunona, la informática de Jersón, dice que vio lo mismo, y los medios ucranianos informaron sobre el fenómeno en Berdiansk.

Ivan Federov, el alcalde de Melitópol, dijo que también había oído hablar de estos 'convoyes humanitarios', pero afirmó que no había "camiones rusos reales ni comida rusa real".

"Podrían abrir corredores humanitarios en cualquier momento para permitir el ingreso de alimentos y medicinas, pero no quieren hacerlo. Lo sabemos, lo hemos intentado".

El martes por la tarde, como de costumbre, Federov publicó su actualización diaria de Facebook, apelando a cualquier persona en la ciudad que pudiera permitírselo para pagar sus facturas de servicios públicos y felicitando a las mujeres de Ucrania en el Día Internacional de la Mujer.

"Estoy seguro de que la guerra terminará pronto y celebraremos todas nuestras festividades en una Melitópol pacífica y ucraniana", dijo.

Svitlana Libet contribuyó con información para esta nota.

Fuente: www.bbc.com

Link: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-60676334