Now Playing
Canciones Recientes
Anuncios
  •    Descarga la aplicación de Keilah Radio 106.5FM y escúchanos de cualquier punto del mundo los 24/7 horas del día.
  • “Impeachment” a Trump: la Casa Blanca advierte que “no participará en la investigación”

    La Casa Blanca se declaró formalmente contra el “impeachment”.

    El gobierno de Donald Trump se negó oficialmente a cooperar con la investigación del juicio político al presidente este martes, en medio de las crecientes tensiones políticas en el país.

    En una carta enviada a los líderes demócratas este martes, la Casa Blanca consideró el proceso “sin fundamento” y “constitucionalmente inválido”.

     

    Tres comités de la Cámara de Representantes del Congreso liderados por los demócratas anunciaron el inicio de las investigaciones el pasado septiembre y la actual oposición de Washington lleva al país a una “guerra política”, según auguraron especialistas en política estadounidense.

    “Deberá rendir cuentas”, manifestó en Twitter.

    La misiva de la Casa Blanca se produce horas después de que el gobierno de Trump impidiera que el embajador de EE.UU. ante la Unión Europea, Gordon Sondland, se reuniera a puertas cerradas con los comités demócratas del Congreso como parte de la investigación del juicio político.

     

    Unos mensajes de texto publicados la semana pasada muestran que Sondland discutió con otros diplomáticos estadounidenses los esfuerzos para presionar a Ucrania sobre Biden, la clave en este proceso de juicio político.

    ¿Qué dice la carta?

    La abogada de la Casa Blanca, Pat Cipollone, dirigió la carta de ocho páginas a la líder demócrata y presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, y a los tres presidentes de los comités demócratas.

    Acusó a los líderes de establecer una investigación “que viola la justicia fundamental y el debido proceso constitucionalmente exigido”, específicamente al no realizar una votación para iniciar la investigación.

    Línea

    “Lea la respuesta completa de la Casa Blanca a Nancy Pelosi y los líderes demócratas en su ‘investigación de juicio político’ ilegítima, un proceso falso que viola la Constitución y el estado de Derecho”, tuiteó la Casa Blanca.

    Línea

    La carta acusa a los demócratas de intentar cambiar el resultado de las elecciones de 2016 y ataca la investigación como “constitucionalmente inválida y una violación del debido proceso”.

    “Para cumplir con sus deberes con el pueblo estadounidense (…) el presidente Trump y su gobierno no pueden participar en su investigación partidista e inconstitucional en estas circunstancias”, manifiesta.

    ¿Qué respondió Nancy Pelosi?

    Pocas horas después de que la Casa Blanca enviara esta carta, Pelosi difundió un comunicado con su respuesta.

    “La carta de la Casa Blanca es tan solo el último intento de encubrir la traición [de Trump] a nuestra democracia e insistir en que el presidente está por encima de la ley”, manifestó la líder demócrata.

    “Esta carta es manifiestamente errónea y es simplemente otro intento ilegal de ocultar los hechos de los descarados esfuerzos del gobierno de Trump para presionar a las potencias extranjeras para que intervengan en las elecciones de 2020”.

    “Se debe advertir a la Casa Blanca que los continuos esfuerzos por ocultar la verdad del abuso de poder del presidente al pueblo estadounidense se considerarán como una prueba más de obstrucción”, advirtió.

    ¿Por qué investigan a Trump?

    Los congresistas están tratando de averiguar si el presidente retuvo unos US$400 millones en ayuda para Ucrania a cambio de que este país investigaraJoe Biden, que está postulando a la nominación presidencial demócrata para las elecciones de 2020.

    Hunter Biden, hijo de Biden, formó parte del directorio de Burisma, una compañía de energía ucraniana.

    Trump y sus partidarios creen que Biden padre usó su posición como vicepresidente de Barack Obama para obligar a Ucrania a descartar una investigación sobre la empresa, que podría haber implicado a su hijo en actos ilícito.

    Estas acusaciones, no obstante, han sido ampliamente desacreditadas.

    En una conversación telefónica el 25 de julio, Trump pidió al presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, que investigara a Biden.

     

    Un funcionario de inteligencia no identificado dio entonces la voz de alarma y poco después Pelosi anunció la investigación formal para el impeachment.

    Este martes, un abogado de la Cámara dijo a un juez federal que la investigación podría extenderse más allá de Ucrania e incluir la supuesta obstrucción de justicia por parte del presidente.

    Presentational grey line

    Análisis de Anthony Zurcher

    Periodista de la BBC especializado en política estadounidense

    Dos semanas después de que empezara la investigación de juicio político de la Cámara de Representantes, Estados Unidos se acerca a una crisis constitucional.

    Si bien la respuesta escrita de la Casa Blanca a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, tiene ocho páginas, el mensaje es simple. Sin deposiciones. No hay documentos. Sin cooperación alguna.

    El gobierno cuestiona la legitimidad de toda la investigación, calificando el proceso de “inconstitucional”.

    Los demócratas responden que la Constitución misma le otorga a la Cámara “poder exclusivo de juicio político” y que continuarán su investigación con o sin el consentimiento de la Casa Blanca.

    En este momento, los demócratas tienen varias opciones. Podrían acusar al gobierno por obstrucción y convertir esto, en sí mismo, en objeto de juicio político.

    Podrían intentar cumplir las demandas no especificadas de la Casa Blanca, con la esperanza de alentar su asistencia.

    O podrían intentar usar los tribunales para obligar a la Casa Blanca a cooperar.

    Sin embargo, la rama judicial podría ser reacia a juzgar un enfrentamiento que es nada menos que una guerra política. Esto plantea la posibilidad muy real de que Trump no sienta que tiene que respetar las conclusiones extraídas por la Cámara, y, si se trata de eso, también cuestionaría la validez de un juicio en el Senado.

    Este es un territorio desconocido. Y como ambas partes reconocen (aunque sacando conclusiones completamente diferentes), la presidencia, y quizás el propio Estado de Derecho, están en juego.

    Presentational grey line

    ¿Cómo va la investigación a Trump?

    Si bien hasta ahora ha sido publicada una transcripción incompleta de la conversación telefónica, los demócratas dieron a Trump hasta el 18 de octubre para que entregue una serie de documentos adicionales que consideran necesarios para la investigación.

    Además, el fin de semana, apareció un segundo informante en el caso del impeachment.

     

    Así lo aseguró Mark Zaid, el abogado que representa al primer informante que sacó a la luz la conversación telefónica entre Trump y Zelensky.

    La aparición de un segundo informante podría ser clave para los demócratas que buscan hablar con alguien que haya presenciado la llamada directamente o tenga más información al respecto, pues la persona que alertó de lo ocurrido lo hizo en base a testimonios de gente que habían presenciado la llamada si bien esta persona no estuvo presente.

    Si la Cámara de Representantes vota a favor del impeachment, el Senado se verá obligado a celebrar un juicio.

    Para condenar al presidente, se necesitan dos tercios de los votos del Senado, algo difícil de conseguir ya que esta cámara es actualmente de mayoría republicana.

     

    Fuente: www.bbc.com