Now Playing
Canciones Recientes
Anuncios
  •    Descarga la aplicación de Keilah Radio 106.5FM y escúchanos de cualquier punto del mundo los 24/7 horas del día.
  • El labrador de Piedras Reflexion

    Había una vez un labrador de piedras que estaba insatisfecho con su vida y su profesión. Un día paso por la casa de un comerciante rico, y vio sus finas pertenencias y importantes visitas. “Que poderoso debe ser ese comerciante” pensó el labrador. Esto le genero mucha envidia, quería ser un comerciante y no un simple labrador de piedras.

    Para su sorpresa un día se convirtió en comerciante. Poseía todos los lujos y el poder que siempre había deseado. Los mas pobres lo envidiaban y odiaban. Pero luego paso un oficial de rango alto, llevado en una cómoda silla de mano y acompañado por sirvientes y soldados. Todos, sin importar su riqueza, debían inclinarse en reverencia ante la procesión. “Que poderoso es ese oficial” pensó el mercader, “desearía ser como el.”
    piedra

    Entonces el mercader se convirtió en un alto oficial. Gozaba de poder y comodidad al ser llevado por sus esclavos. Todos le temían y se inclinaban ante su presencia. Pero se percato del calor del que sufría y de que estaba sudando, mirando al sol pensó:”Que poderoso es el sol! Desearía poder ser el”

    Y entonces el oficial se convirtió en el sol. Desde lo alto brillaba ferozmente, azotando a los campesinos y sus campos sin remordimiento. Pero una gran nube oscura se interpuso entre el y el mundo que maltrataba, y pensó “Que poderosa es esa nube! Capaz de taparme a mi, el sol!”

    poder
    Y luego se convirtió en esa nube. Castigando a todos con su lluvia, inundando campos y pueblos. Todos estaban a su merced. Pero se percato de que una fuerza lo empujaba, el viento. “Que poderoso es el viento” pensó, “capaz de moverme a mi, una nube a donde quiera”

    Y entonces la nube paso a ser el viento. Volando los techos de las casas, arrancando árboles de la tierra, gozaba de un poder inmenso. Pero luego de un tiempo se encontró con algo que no podía mover. Una gran piedra desafiaba su poder. Y pensó: “que poderosa es esa piedra, ni se percata de mi gran poder”

    Entonces se convirtió en esa gran piedra, mas poderoso que cualquiera. Hasta que escucho el sonido de un martillo golpeando un cincel, y sintió que lo estaban cambiando….”Que puede ser mas poderoso que yo, una piedra?”

    Al mirar hacia abajo vio la forma de un labrador de piedras.
    Fin.