Now Playing
Canciones Recientes
Anuncios
  •    Descarga la aplicación de Keilah Radio 106.5FM y escúchanos de cualquier punto del mundo los 24/7 horas del día.
  • Donald Trump no ablanda política migratoria pese a pandemia de COVID-19

    La pandemia de COVID-19 ha ocasionado el cierre de fronteras de la mayoría de países del mundo; sin embargo las deportaciones por vía aérea desde EE. UU. y por vía terrestre desde México, aunque se han reducido, no han dejado de llegar, incluso con el envío de personas contagiadas.

    Guatemala, país que cerró fronteras aéreas y terrestres excepto a guatemaltecos y residentes permanentes, recibió el 29 de marzo un migrante deportado de EE. UU. que dio positivo al virus y se convirtió en el primer caso de un retornado con esa enfermedad.

    Desde fines de marzo, Estados Unidos ha enviado más de mil migrantes de regreso a Guatemala por vía aérea. El Instituto Guatemalteco de Migración informó del registro de 102 guatemaltecos deportados que han sido detectados como portadores de coronavirus.

    El viceministro de Salud, Erick Muñoz, reveló que en abril se registraron 71 casos positivos en un vuelo con 76 migrantes que volvían al país.

    El presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei, se refirió al avión al que llamó “vuelo maldito”, y dijo que ha sido un foco de infección en el país que registra 1114 casos de coronavirus y 26 fallecidos.

    En lo que va de la pandemia, el Gobierno guatemalteco ha suspendido varias veces la recepción de vuelos de deportados. Sin embargo, el Ministerio de Relaciones Exteriores validó “nuevos protocolos sanitarios” para que los vuelos de deportados procedentes de EE. UU. se reanuden en el marco del acuerdo migratorio que mantienen ambos países, pero que de momento excluye a hondureños y salvadoreños.

    En Estados Unidos se mantiene vigente desde el 22 de abril la restricción a toda migración como medida de seguridad ante la pandemia, de la que el país es el más afectado a nivel mundial con más de 80 000 muertes y 1 380 000 casos.

    Con la medida, que se prevé dure dos meses, se evitará que unos 26 000 inmigrantes se muden a EE. UU. por mes, según un informe del Instituto de Política de Migración, publicó El Diario de Nueva York.

    Trump adelantó que tras terminar los dos meses decidirá si la extiende o cancela, aunque el secretario de Seguridad Nacional, Chad Wolf, reconoció que la proclamación de abril fue un primer paso hacia mayores restricciones migratorias.

    Un desconfinamiento precoz traerá ‘sufrimiento y muerte’

    El principal especialista del Gobierno estadounidense para enfermedades infecciosas, el doctor Anthony Fauci, advirtió que “las consecuencias pueden ser realmente graves” si las ciudades y estados de EE. UU. reabren la economía con demasiada rapidez y que provocarán “sufrimiento y muertes innecesarias”.

    Habrá inevitablemente nuevos contagios de COVID-19 a medida que la gente vuelve a reunirse, pero la magnitud del rebote dependerá de la medida en que las localidades estén preparadas para apagar esas chispas, declaró Fauci ante la Comisión de Salud, Trabajo y Pensiones del Senado.

    “No cabe duda de que incluso bajo las mejores circunstancias aparecerán algunos casos cuando empiece la mitigación”, dijo el experto y agregó que “si se reabre con prisa, sin seguir las normas”, teme que se empiece a ver “cómo los pequeños brotes se vuelven epidemias”. Fauci y otros especialistas declararon ante la comisión.

    Sin embargo, las advertencias ocurren al mismo tiempo que el presidente Donald Trump está elogiando a estados que están reabriendo luego de la prolongada cuarentena con la que se buscó contener al virus.

    El presidente de la comisión, el senador republicano Lamar Alexander, dijo que lo que “ha hecho el país hasta ahora en cuanto a materia de testeo es impresionante, pero dista de ser suficiente”. (I)

     

    Fuente: www.eluniverso.com

    Link: https://www.eluniverso.com/noticias/2020/05/13/nota/7839483/donald-trump-no-ablanda-politica-migratoria-pese-pandemia-covid-19