• Keilah RadioEn Vivo
    {{svg_share_icon}}
  • Now Playing
  • Numero en Cabina

    512-910-8000

La protesta de camioneros mexicanos que paraliza 4 puentes en la frontera con Estados Unidos

Las protestas de los camioneros llevan dos días y anuncian que tomarán más puentes si no baja la intensidad de los controles

Un larga hilera de camiones procedentes de México bloquean el paso fronterizo con Estados Unidos. Algunos camioneros descansan echados en sus vehículos, otros hacen parrillas al borde del camino. Es su modo de protestar por el aumento de las inspecciones de seguridad para llegar al país vecino.

El gobernador del estado fronterizo de Texas, el republicano Greg Abbott, ordenó la semana pasada que se intensificara la supervisión en los puertos de entrada para poner freno al tráfico de personas y al contrabando.

Este nuevo y exhaustivo control, que según medios locales se demora hasta 50 minutos por cada vehículo, aumenta el tiempo que tardan los camioneros en hacer sus entregas.

"Ayer hice 17 horas entre ir y venir, cuando normalmente hago tres horas", dijo a Reuters Raymundo Galicia, un conductor mexicano protestando en el puente de Santa Teresa que conecta a San Jerónimo, Chihuahua, con Santa Teresa, Nuevo México.

Hasta ahora son cuatro los puentes transfronterizos bloqueados.

Una de las principales quejas de los camioneros, además del retraso en su labor, es que han visto mermar sus ingresos. "Me pagan lo mismo si me toma una hora o diezhoras para cruzar, entonces esto nos está afectando mucho", dijo Galicia.

El conductor remarcó que, de seguir los retrasos, bloquearían más puentes.

El gobierno de México dijo en un comunicado que rechaza estas medidas y estimó que dos tercios del comercio normal se está retrasando. Esto, dijo, costaba "ingresos significativos" tanto para empresas de Estados Unidos como mexicanas.

Del lado estadounidense también se ha rechazado la medida. La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP) dijo en un comunicado que las esperas en la frontera se deben a "inspecciones adicionales e innecesariasordenadas por Abbott y que estaban causando "un impacto crítico en una cadena de suministro ya tensa".

Título 42

Hace solo una semana, Abbott anunció que el Departamento de Seguridad Pública de Texas redoblaría las inspecciones de vehículos con una "política de tolerancia cero" contra los camiones utilizados por los traficantes de migrantes.

También amenazó con enviar a migrantes indocumentados a Washington DC en autobuses.

Todo esto ocurrió después de la decisión del presidente Joe Biden de eliminar la normativa que permitía expulsarlos por la pandemia de covid-19, conocida como Título 42.

Esta normativa se aprobó durante la pandemia, avalada por Donald Trump y extendida por Biden en dos ocasiones, y se justificó como una forma de controlar la propagación de la covid-19. Se dejará de aplicar a partir del 23 de mayo.

El republicano, que aspira a su reelección como gobernador de Texas, afirmó que Biden ha aplicado en la frontera una política de "puertas abiertas" que ha derivado en números "sin precedentes" de cruces fronterizos.

Las inspecciones adicionales son realizadas por el Departamento de Seguridad Pública de Texas. Sus funcionarios informaron que hasta el lunes había inspeccionado más de 3400 vehículos comerciales y puesto a más de 800 "fuera de servicio" por infracciones que incluían frenos, neumáticos e iluminación defectuosos.

No mencionaron si las inspecciones de camiones habían arrojado el hallazgo de migrantes o drogas.

El demócrata Beto O'Rourke, que compite contra Abbott en la carrera de gobernador, dijo este martes que las inspecciones no estaban haciendo nada para detener el flujo de migrantes y estaban empeorando los problemas de la cadena de suministro.

Escasez en Semana Santa

Grupos opuestos a la medidia han advertido de que estas inspecciones, lejos de lograr su objetivo de frenar el tráfico de ilícitos y personas, pueden traer numerosas pérdidas financieras y provocar la escasez de productos perecederos durante la Semana Santa.

La Cámara Nacional de Transporte de Carga de México estimó que los retrasos en el puente Reynosa-Phar, uno de los afectados con los retrasos, causaron problemas económicos con pérdidas que alcanzan los 8 millones de dólares por día.

Alrededor de 3.000 camiones cruzan ese puente en un día normal, según estima la Cámara. Es el puerto terrestre más grande para productos agrícolas que ingresan a los EE. UU.

Desde el organismo pidieron a Abbott que retirara la orden para evitar un "colapso en las operaciones internacionales transfronterizas".

Otros puertos fronterizos afectados son el de Tamaulipas, en Nuevo Laredo, y en Nuevo León, el puente Colombia.

México suministra alrededor de dos tercios de los productos que se venden en Texas.

Joe Arévalo, propietario de un almacén frigorífico en la frontera, dijo a la agencia AP que, aunque la policía estatal de Texas siempre ha inspeccionado algunos camiones que cruzan la frontera, "nunca, nunca, jamás han asaltado un sistema completo o una cadena de suministro completa".

"Estamos viviendo una pesadilla, y ya estamos sufriendo una cadena de suministro muy delicada por la pandemia y para tratar de hacer crecer el negocio", dijo Arévalo.

Fuente: www.bbc.com

Link: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-61094717